Kilómetro 0. Día 0

Dos días importantes marcaron mi tránsito a la madurez: el día en que se esfumó la ilusión de los Reyes Magos y el día en que entendí que tenía que convertirme en mi propia Reina Maga.

Decidí que no podía sólo sobrevivir, sino que tenía que ofrecerme las mejores opciones de vida posibles.

Así que ese día compré un billete a un país con el que sólo me atrevía a soñar.

31 días, una mochila y mi sóla presencia por compañía.

Si no es ahora, ¿cuándo?

Y esta vez no sería un viaje de huída, sino un regalo, una celebración… porque sí, porque estoy viva,  porque me lo merezco y me lo he currado muchísimo. Porque me amo.

Me voy…  a nutrirme de sonidos y texturas, a impregnarme de nuevos sabores, a sentirme en otras latitudes, a entrenar mi paciencia y resistencia, a conocer otros seres, a plantearme nuevos retos….

Porque si muero mañana, prefiero morir habiendo estado en Japón.

 

1 comentario
  1. Silvia
    Silvia Dice:

    Japón!!!! Disfrutaras de una gran persona,muestrale buenos sitios ,y ella los mirará con ternura y belleza,haz de su viaje una experiencia inolvidable!!!!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Responder a Silvia Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *